Sólo quedan 13 días…

Veinte grados es la diferencia de temperatura que hay entre Pamplona y Lomé en estos momentos. Lluvia y humedad pegajosa frente a sol radiante y tierra roja. Verde de montañas norteñas frente al verde de la sabana infinita.

Caras de preocupación, hastío, de crisis frente a la blanca sonrisa de quien nada tiene, poco espera y todo agradece.

Y ya casi estoy allí. ¡No, aún quedan 13 días! Pero ya estoy allí. Los últimos preparativos, concretar los trabajos con Georges y Pablo. El proyecto de Marisa tendrá que esperar.

Togo

¿Habrá llegado bien la maquinaria?Traducciones que van y vienen, material que hay que repartir en los equipajes, maletas que esperan ser preparadas. ¡Repasa la lista! Ah! ¡El Malarone!. Sí, hay que empezar un día antes, ¡Qué no se me olvide nada!Ya están los billetes, hay que ultimarlo todo ¡Qué no se me olvide nada!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *