Ruanda es un país con un sistema sanitario en desarrollo, que lamentablemente padece muchas carencias, siendo imprescindible la labor de cooperación en salud visual. Es por ello que la Fundación Ruta de la Luz decidió comenzar un proyecto de salud visual allí. En esta ocasión, se eligió la población de Rukara apoyando la labor de las Hermanas de los Sagrados Corazones. La comunidad la forman doce monjas, todas ruandesas a excepción de su rectora, Sor Teresa, que es el nexo de unión entre el proyecto y la Ruta de la Luz.

Nuestros cooperantes han desarrollado su labor en el Centre de Santé de Rukara, el cual, gracias al esfuerzo constante durante años de las religiosas, se ha convertido en el referente de la salud en el distrito de Kayonza.

El principal defecto refractivo encontrado ha sido la presbicia, seguido de bajas ametropías y, como es habitual en el África Subsahariana, casos de fotofobia, conjuntivitis alérgica, ptrigium y cataratas.

“A veces, en el día a día, hay momentos de desánimo cuando ves que a un niño con baja visión no puedes ayudarle o, cosa muy común allí, unas simples cataratas que no son operadas y el paciente se convierte en un ciego total. Pero luego te sientes inmensamente útil cuando gradúas a un paciente y se le iluminan los ojos al ser capaz de observar los árboles a través de la ventana”, declara María Cànaves.

2015

Resultados:

Número de revisiones realizadas: 500
Número de gafas entregadas: 122

Participantes:

Marisa Galdón y María Cànaves

2013

Resultados:

Pacientes revisados 600
Gafas prescritas 399
Gafas de sol entregadas 40

Participantes:

María Cànaves y Eva Luzuriaga

2012

Resultados:

Total revisiones: 642
Gafas prescritas: 203
Gafas de sol entregadas: 60

Participantes:

Marta Santamaria y María Cànaves