El Alto: Primera semana


Comenzamos nuestra aventura el sábado día 19, muy cansados por el viaje pero con mucha ilusión.

El paisaje desde el avión a la llegada al aeropuerto de El Alto era impresionante, altas montañas mezcladas con nubes y un horizonte que más que el cielo parecía el oceáno.primer día (eva)

Justo al bajar estaban esperándonos los hermanos Menesianos los cuales nos acogieron como si fuéramos de la familia lo que nos hizo sentir como en casa.

Después de descansar un rato aprovechamos para visitar La Paz bajando con el teleférico, desde el que disfrutamos de unas vistas espectaculares

El domingo nos dedicamos a pasar el día tranquilamente, paseando por el Alto ya que era día de elecciones y no podían circular los vehículos.

primer día (barto)El lunes comenzamos a trabajar. Nos dirigimos a la Posta (Centro Médico que gestionan los Hermanos) donde íbamos a desarrollar nuestra labor. Conocimos a Verónica, la enfermera que día a día nos ayuda a organizar las revisiones.

Los dos primeros días comenzamos a trabajar con los más pequeños, niños de cuatro y cinco años, una tarea dura pero muy gratificante. Por la tarde les tocó el turno a los padres ya que los niños más mayores no tenían clase por ser festivo escolar y era difícil organizar que vinieran.la foto 6

El miércoles comenzaron a venir los niños más mayores y el ritmo de revisiones fue más continuo.

Hoy jueves se ha organizado una reunión con los padres para informarles de la importancia del uso de las gafas para el aprendizaje de sus hijos, en dicha reunión se ha aprovechado para entregar las gafas del anterior proyecto, instruyendo a los alumnos sobre el correcto mantenimiento de las mismas

Por la tarde hemos continuado con el ritmo normal.

En estos cuatro días de trabajo hemos podido constatar el alto porcentaje de niños con astigmatismo elevados y la necesidad de realizar campañas informativas para que comprendan la importancia que tiene el uso de las gafas que les prescribimos, ya que muchos de ellos dejan de usarlas.

la foto 1

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *