Gracias a migranodearena.org y la iniciativa #T2M hemos entrado en un concurso donde, gracias a vuestras donaciones, si somos de las 10 primeras ONG que recauden 1.000€, optaremos a un premio de 1.500€ extra, ¡dinero con el que podremos becar a Bulande y cumplir su sueño de ser óptico-optometrista! ¡Apóyanos entrando aquí!


¡Sigue leyendo!

En 2006 iniciamos un proyecto de salud visual en Mozambique, a partir de entonces, nuestra labor fue ampliándose, consiguiendo en un primer momento la instalación de un taller óptico en el hospital de Boane. Dada nuestra persistencia con este proyecto y la continua necesidad de reiterarlo año tras año, en 2009, se emplaza una óptica, la Óptica Encontro, en esta localidad con el objetivo de resultar auto sostenible.

En esta óptica se atiende a personas que no tienen recursos y que no pueden costearse una gafa, y en ella colabora un técnico de 22 años, que se llama Bulande, cuya máxima ilusión es estudiar la carrera de optometrista. Bulande colabora con la Ruta de la Luz desde hace 4 añostrabajando en la Óptica Encontro mientras estudiaba en el instituto para ayudar económicamente en su casa, y se ha convertido en un técnico imprescindible en la óptica y en un montador de lentes excepcional. Son muchos los esfuerzos que Bulande ha empleado para poder formarse en esta área, hasta que finalmente este año ha sido admitido en la facultad de óptica, en la Universidad de Lurio, al norte del país.

A pesar de ser un gran trabajador, la situación económica de Bulande no le permite poder hacerse cargo de los gastos que conllevan los estudios durante cuatro años de su carrera, ya que estos suponen no solo las tasas universitarias, sino el transporte  desde su ciudad de residencia al sur del país hasta la universidad, al norte (separadas por una distancia de 2.100 km),   así como la manutención en ese periodo de tiempo, y el esfuerzo económico que supone dedicar su tiempo a los estudios en lugar de dedicárselo a tiempo de trabajo remunerado.

Además, siendo uno de los principales objetivos en nuestros proyectos de cooperación internacional, el de poder conseguir la auto sostenibilidad de las ópticas emplazadas a través del personal local, no podemos pensar en nadie mejor que Bulande para seguir con la labor que empezó la fundación hace años.

Junto con todo lo mencionado, no hay que olvidar que la población de Boane se sigue enfrentando a una gran dificultad en el acceso a servicios ópticos y en definitiva en el acceso a un correcto desarrollo de su salud visual. Por tanto, la existencia de una optica solidaria como la óptica Encontro (cuyo pecio es a un menor coste y que permite la accesibilidad de aquellos que poseen limitados recursos económicos) y la posibilidad de mantenerla en el futuro durante un largo periodo de tiempo, resulta fundamental.

Por todo esto, queremos conseguir el apoyo económico necesario para que Bulande pueda formarse y asumir el control de la óptica Encontro en el futuro gracias a migranodearena.org y la iniciativa #T2M podemos conseguirlo. ¡Ayúdanos a conseguir un futuro como óptico a Bulande y a mejorar el acceso a la salud visual en Boane pinchando aquí!